lunes, 1 de junio de 2015

Los Woodmans, La historia de Francesca Woodman.


Los Woodmans
La historia de Francesca Woodman
Un documental de Scott Willis

Documental del año 2010 que indaga la historia de la familia de Francesca Woodman, fotógrafa estadounidense que se suicidó en 1981 a los 22 años.

Del 25 de septiembre al 7 de diciembre de 2014


Videosala
Galería Jesús Gallardo
Planta alta
Pedro Moreno 202,
esquina Hermanos Aldama
León, Guanajuato
México.

Vida y muerte de Francesca Woodman

Una película documental y varias exposiciones indagan en la precoz fotógrafa suicida

                                  
Un ego obsesivo y una frágil personalidad coexistían en Francesca Woodman, la fotógrafa estadounidense que se suicidó en 1981 a los 22 años dejando tras de sí mucho más que la promesa de un misterioso talento. Desnudos fantasmagóricos, juegos surrealistas y una sexualidad tan ansiosa como etérea: probablemente pocos han visto el desasosiego femenino con la lucidez de esta niña-artista fruto de un sólido matrimonio bohemio (ella, ceramista y escultora; él, pintor y fotógrafo) que vio cómo el hermoso retrato familiar se hacía trizas con la violenta muerte de su hija pequeña, quien para añadir más dramatismo a la escena no se conformó con una muerte discreta, si no con un aparatoso salto al vacío desde su casa del Lower East de Manhattan, desfigurando su preciosa cara.

Su corta vida y su enorme obra (se sabe que sus padres poseen un archivo de más de 800 fotografías) podrían encontrar la madurez ahora, gracias  a varias exposiciones en el Reino Unido y EE UU. La más importante: en el Museo de Arte Moderno de San Francisco, viajará en 2012 al Guggenheim de Nueva York.

Francesca Woodman se crió y formó entre EE. UU e Italia. Fue una niña americana en la Toscana, rodeada de artistas amigos de sus padres, y una adolescente becada en Roma. Probablemente su gusto por los escenarios bucólicos y decadentes no se entiende sin ese contacto con el viejo mundo. Empezó a hacer fotografías a los 13 años, en blanco y negro, de pequeño formato y casi siempre con ella misma como protagonista. Imaginaba libros para aquellas imágenes que pegaba en sus cuadernos y diarios. La naturaleza (ramas, bosques, pájaros...) y las casas (paredes, muros, ventanas...) jugaban un papel fundamental en la composición, había algo siniestro en aquella densidad simbólica, historias llenas de melancolía y tristeza con ella como único centro de todo. Llegó a publicar un libro solamente:  Algunas geometrías interiores desordenadas.

Francesca se suicidó cinco días antes de que su padre, George Woodman, inaugurara en el Guggenheim de Nueva York una importante exposición colectiva. La sombra de la hija no ha abandonado a los padres, que desde su muerte se han dedicado al legado de una artista que pese a su corta edad es para muchos clave en la modernidad crepuscular del siglo XX. The Woodmans se estrenó la semana pasada en el Film Forum de Nueva York e indaga en la historia de esta familia alejándose del drama. Dirigida por C. Scott Willis, se documenta con entrevistas a los miembros de la familia (padres y  hermanos mayores), amigos y estudiosos de la obra de la artista. Además incluye parte desconocida de su obra.

"Creo que mi mayor sorpresa fue poder leer sus diarios y cuadernos y ver sus trabajos en vídeo", explica el director del filme. "En ellos descubres que su obra es mucho más vital de lo que parece y que no tiene tanto que ver con la ausencia como con la celebración de la vida. Creo, como dice su hermano en la película, que el arte era una religión para ella y su familia. Y quizá es ahí donde surge el problema". Para Scott Willis el arte no mató a Francesca Woodman sino que la sujetó a la vida, pero fue cuando empezó su crisis creativa y empezó a mermar su capacidad de trabajo (directamente relacionadas ambas con sus crisis emocionales) cuando la artista entró en el profundo desequilibro que acabó con su vida. "Fue enormemente prolífica de niña, pero sus problemas psicológicos le empezaron a robar espacio a su obra. Pese a lo que se dice, hay alegría en su trabajo porque era el arte lo que la mantenía viva".

Drogas, desamores

En sus diarios, la fotógrafa deja ver sus grietas, las drogas, los desamores. El director de The Woodmans dice que su aproximación no es crítica si no biográfica. Fue  difícil entrar en el ámbito reservado de esta familia, para quienes el arte es un ejercicio obsesivo y monacal. Cada día, cada uno de sus cuatro miembros se encerraba en el estudio a crear como quien entra cada mañana en una fábrica. De esa intensa relación con la inspiración nace esta niña prodigio. "Conocí a los Woodmans en un acto público, me acerqué a ellos porque mi hija es  artista y entusiasta admiradora de la obra de Francesca. Lo que yo no sabía entonces es que estaba muerta".

Desconocida en vida, la fotógrafa empezó a ganar en 1986, cinco años después de su muerte, gracias a la primera exposición de su obra, en el Wellesley College. Francesa Woodman vivió convencida de que tenía un destino. Para muchos está cifrado en sus fotografías, para otros está oculto en ellas.

Elsa Fernández Santos
Artículo Publicado por el periódico EL PAÍS el 26 de enero de 2011.





video


































































































































































































































Francesca Woodman
(1958 - 1981)
Phillips Academy de Massachusetts 
y graduada de la Escuela de Diseño de Rhode Island (RISD) en 1979.

El trabajo de Francesca Woodman se encuentra a menudo exhibido junto a sus contemporáneos de finales de 1970; como Ana Mendieta y Hannah Wilke, figurando con artistas de la talla de Cindy Sherman, Sarah Lucas, Nan Goldin y Karen Finley .

Hasta su muerte prematura en 1981, a la edad de 22 años, produjo un extraordinario cuerpo de obra  aclamado por la singularidad de su  estilo así como por el uso de técnicas innovadoras.

Desde 1986 (después de una  muestra retrospectiva organizada por el Museo de la Universidad de Wellesley), El trabajo de Francesca Woodman comenzó a ser muy difundido, siendo objeto de un amplio estudio crítico en los Estados Unidos y en Europa. Las grandes exposiciones individuales de su trabajo incluyen una exposición comisariada por la Fondation Cartier pour l'art contemporain de Paris en 1998, viajando a lugares como Kunsthall en Rotterdam, la Galería de Fotógrafos  en Londres, y Douglas Hyde Gallery  de Irlanda.

Su trabajo ha aparecido en inumerables exposiciones colectivas internacionales en espacios tan importantes como el Museo Metropolitano de Arte, el Museo Whitney de Arte Americano, el Museo de Arte Moderno, el Instituto de Artes de Detroit, y Fondation Cartier pour l'art contemporain. En el año 2011, Francesca Woodman tuvo una gran exposición retrospectiva de su trabajo  en SF MoMA, y en el museo Guggenheim  de Nueva York en 2012.





































































C. Scott Willis
(Director / Productor)

Scott Willis es un veterano de las Noticias y el trabajo documental, cuenta con más de 30 años de experiencia; 27 años con ABC News como productor de noticias en el Medio Oriente y Londres, posteriormente como jefe de producción, así como Productor Ejecutivo de Noticias ABC en horario estelar.

Ganador de 11 premios Emmy y dos DuPont Columbia por su trabajo como documentalista, en temas que van de la caída del imperio soviético al ascenso a la presidencia de los Estados Unidos de Bill Clinton. En 2001, Willis comenzó su propia compañía de producción -C. Scott Films LLC- produciendo y dirigiendo casi una docena de documentales para televisión, incluyendo una serie de reportajes de investigación para NOVA de PBS.

Los Woodmans es su primer largometraje documental.





No hay comentarios: