martes, 30 de diciembre de 2014

Cuándo los fotógrafos eran los pintores, Lázaro Zambrano.


Cuándo los fotógrafos eran los  pintores
Lázaro Zambrano; Naturaleza muerta y obra interpretativa.

Coordinador de la muestra: José Lázaro Zambrano


Del 15 de mayo al 20 de julio de 2014

Salas 2, 3 y 4
De la Galería Eloísa Jiménez

Portal delicias sin número
Zona peatonal
León, Guanajuato, México.

















Lázaro Zambrano
Maestro del Arte Leonés

El 23 de febrero de 2014 se conmemora el centenario del excelente artista Lázaro Zambrano Uribe, avecinado en la ciudad de León, Guanajuato, en 1918, la ciudad de San Luis Potosí lo vio nacer.

Su inclinación hacia el dibujo y la pintura se manifiesta desde temprana edad, razón por la que su madre le brinda su apoyo y vela porque en 1924, el maestro Antonio Segoviano, gran pintor leonés, se haga cargo de su educación, admitiendo al joven Zambrano en su estudio donde adquiere las herramientas técnicas de la época y de los grandes maestros de la pintura.

Ya para 1930 Zambrano va definiendo su estilo en los trazos de dibujo, realizando apuntes del natural; para entonces maneja el dibujo a tinta china y la acuarela con habilidad y maestría. En los albores de esa misma década, pinta sus primeras obras al óleo. En 1936 realiza obras con un estilo personal: La Magdalena, Santa Cecilia. En ellas maneja con destreza el color, detalle de rostros y la figura humana dentro de la técnica clásica.

Continúa el perfeccionamiento de sus estilo bajo la mirada del maestro Segoviano, al lado de varios condiscípulos, entre quienes figuran Benito Castañeda Arredondo (quien realizó la obra del frontispicio del pórtico del Teatro Degollado, en Guadalajara), Eloísa Jiménez Gutiérrez, Fernando Garcidueñas, Nabor Quiroz Martínez, Ruth Naser, José Carmen Martínez, Jacinto Aranda, entre otros.

A partir de 1943 Zambrano realiza hermosos cuadros como El Santo Job, Lauro y Petrarca; también incursiona en nuevas técnicas pictóricas, así como en el uso de materiales diversos. Su tarea artística llama la atención del coleccionista Horacio Méndez; este conocedor de arte descubre el cuidado de los rasgos, la pulcritud en los detalles, los efectos luminosos y contrastes principalmente en los ojos y el rostro, además de simetría de las figuras del joven maestro leonés.
Por invitación directa del coleccionista, el patronato de Coyoacán, en 1947, el artista es contratado para pintar parte de los murales que decoran la iglesia del Niño Jesús ubicada en el entonces pueblo de Coyoacán. A su regreso de la ciudad de México, Zambrano es solicitado por algunas familias leonesas para decorar sus mansiones con paisajes, figuras, bodegones y retratos; plasmando en éstos últimos a varias personalidades de la época, y con lo cual se forman importantes colecciones.

En 1953 presenta su primera exposición individual, en la cual destacan Jesús Médico, Hacia el abismo, El pintor que perdió la vista, y la colección de obras relativas a la ciudad de Guanajuato: Callejón de la Mula, Callejón de Pocitos, Callejón de los Arcos, Presa de la Olla, entre otras.
En la ciudad de Torreón, Zambrano pinta el mural de la Sagrada Familia en la iglesia del mismo nombre. Asimismo, en el Templo del Oratorio de San Felipe Neri, en León, realiza algunos de los frescos que lo enriquecen. Como consecuencia de si prolífica actividad, firma un contrato con la Galería Morell, del Distrito Federal.

Participó entusiastamente en los juegos Florales que organizaban, año con año las autoridades civiles de la ciudad para conmemorar el aniversario de la fundación de la ciudad de León, en los cuales obtiene premios destacados.

Es relevante mencionar que, por encargo de la Presidencia de la República, el maestro Lázaro Zambrano pinta los retratos de los ex presidentes Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán Velazco, Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez. También, de manera especial pinta los retratos de los ex gobernadores de Guanajuato: José Aguilar y Maya y Jesús Rodríguez Gaona.
Don Lázaro perteneció a grupos culturales como La Trapa, dirigida por don Vicente González del Castillo, fundador del Archivo Histórico de León, los Grupos Literario Estudio Artístico y el Grupo Oasis. El Seminario de Cultura Mexicana le nombra miembro corresponsal.

Destaca el homenaje que el Comité de Festejos León 400 y las autoridades Municipales le rindieron en 1976, donde le entregaron la presea León 400. Para conmemorar esa fecha en los billetes de la Lotería Nacional se imprimió el cuadro de la Fundación de León plasmado por el maestro Zambrano.

En 1982, el H. Ayuntamiento de León por medio del Museo de la Ciudad presentó por primera vez la muestra Maestros del Arte Leonés con lo mejor de juan Nepomuceno Herrera, Antonio Segoviano, Eloísa Jiménez y por supuesto, Lázaro Zambrano Uribe, algunas de cuyas obras ya forman parte del acervo de dicha institución artística.

En 1984 el Club de Leones, en los patios de la Presidencia Municipal de León, le rinde un homenaje póstumo donde se presenta la primera retrospectiva completa de su obra, pues en ella se expusieron sus primero dibujos a lápiz, los cuadros de la época de los treintas, las colecciones privadas de miniaturas y retratos de los personajes de León.

En el año 2002 el Museo de la Cuidad de León presenta la exposición “Zambrano y su Tiempo”. Tres años más tarde, a invitación de Fernando A. Rodríguez Mendoza, director General del Proyecto Gianicolo, monta la exposición  “Maestro Lázaro Zambrano y su incursión en el Arte Religioso”.

En cinco décadas dedicadas a la pintura y al dibujo, el acervo pictórico de Lázaro Zambrano Uribe se calcula en 4000 obras, aproximadamente, diseminadas en colecciones privadas y en algunas galerías internacionales.

El gran maestro fallece en la ciudad de león en abril de 1979.

Tomado de la revista  San Gabriel
Año 8, No. 45
Enero marzo de 2014
Pag. 4 a la 6.
León, Guanajuato


























































































No hay comentarios: